Abogado defensor de la industria de drogas

En los Estados Unidos, es ilegal participar en la fabricación, distribución o venta de drogas. Debido a los riesgos de seguridad y salud asociados con la fabricación de sustancias controladas, el estado de Nueva York impone duros castigos a los condenados. Ya sea que las drogas se fabriquen o no con la intención de venderlas, los condenados se encuentran en el extremo receptor de largas penas de prisión y miles de dólares en multas. Si ha sido acusado de fabricación de medicamentos, que incluye la fabricación, producción, preparación o reenvasado de una sustancia controlada, es vital que hable con un abogado experimentado en la defensa de la fabricación de medicamentos de Long Island de inmediato.

Los abogados defensores de la manufactura de drogas de Long Island en el bufete de abogados Mirsky han representado colectivamente a clientes en casos relacionados con drogas durante más de 80 años. Estamos familiarizados con los procedimientos utilizados por la fiscalía para construir y presentar un caso, y somos capaces de identificar cualquier debilidad en su presentación. Independientemente de cuán abrumadora sea la evidencia en su contra, nuestros abogados pueden ayudarlo.

Qué hacer si te arrestan

Siempre que una persona tenga contacto con la policía, es en el mejor interés de la persona anunciar que él o ella ejercerá el derecho a permanecer en silencio hasta que se obtenga la asesoría legal. El derecho a guardar silencio no entra en vigencia cuando la policía lo aconseja, es un derecho que existe perpetuamente y puede ser ejercido por cualquier persona por cualquier motivo. Esto debería detener el interrogatorio de la policía pero, si no lo hace, la línea se puede repetir tantas veces como sea necesario. Si no se ejerce obviamente el derecho a guardar silencio, entonces la persona corre el riesgo de perder las protecciones de la quinta enmienda, la que protege a los individuos de la auto incriminación. Cualquier cosa que se diga, incluyendo los silencios sospechosos y la negativa obstinada a responder preguntas, por parte de una persona antes de ejercer el derecho a permanecer en silencio, o antes de que un oficial de policía le avise del derecho a guardar silencio, puede ser utilizada contra la persona en el tribunal. Las declaraciones hechas por la persona pueden ofrecerse como evidencia en apoyo del caso de un fiscal, y cualquier silencio sospechoso o negativas obstinadas para responder a las preguntas de la policía podrían presentarse como evidencia de una conciencia culpable. Por eso es mejor que los sospechosos ejerzan el derecho a permanecer en silencio y recibir las protecciones de la 5ta enmienda, tan pronto como sea posible durante el contacto con la policía.

Algunas personas piensan que si se niegan a responder a las preguntas de la policía o se “abogan por un abogado” al pedir un asesor legal, de alguna manera parecerán culpables. No se equivoque al respecto, ejercer sus derechos no hace que una persona parezca culpable: ir a la cárcel o prisión porque ciertas declaraciones fueron malinterpretadas, o porque un defensor público lo recomienda, hace que una persona parezca culpable. Si se enfrenta a un cargo de drogas relacionadas con medicamentos recetados, marihuana, cocaína, heroína o cualquier otro narcótico en el condado de Suffolk o el condado de Nassau, busque la representación de un abogado de defensa criminal en el bufete de abogados Mirsky.

Cargos de fabricación de drogas

La fabricación criminal de drogas tiene lugar cuando un individuo es parte de cualquier paso de la producción ilegal de drogas. Aquellos que venden ingredientes químicos, equipos especiales u otros tipos de ayuda también pueden ser acusados penalmente. La producción de drogas ilegales suele ser un delito grave, y una condena por este delito de drogas conlleva sanciones severas. Las sentencias por delitos mayores pueden incluir tiempo en la cárcel, multas severas y libertad condicional. Las sentencias y multas pueden ser aún más difíciles para las personas condenadas por fabricar drogas ilegales cerca de escuelas, patios de recreo u otras zonas designadas libres de drogas. Si tiene condenas anteriores por delitos relacionados con drogas en su registro, también puede enfrentar sanciones más severas.

Para ser declarado culpable de fabricar o intentar fabricar drogas ilegales, los fiscales deben probar tanto la posesión como la intención de fabricar. La intención es a menudo un elemento difícil de probar en un crimen, ya que requiere que la fiscalía entre al jefe del acusado e intente averiguar qué pensaba el acusado y cuándo lo pensaba. En muchos casos, la intención se establece a partir de los comentarios hechos por el acusado cuando son interrogados por la policía.

Sin embargo, a veces se puede probar de otras maneras. Por ejemplo, la pseudoefedrina alguna vez fue un medicamento popular para el resfriado, pero también es un ingrediente de la metanfetamina. Si la policía en el pasado encontraba pseudoefedrina en el hogar de un individuo, ese hallazgo por sí solo puede no haber sido suficiente para procesar por fabricación. Sin embargo, si la policía también encontró equipo comúnmente utilizado para fabricar metanfetamina, ese hallazgo podría llevar a un arresto. Del mismo modo, la posesión de semillas de maceta no indica necesariamente la intención de cultivar marihuana, pero si los oficiales también encuentran lámparas de cultivo, las lámparas pueden provocar un arresto.

Muchos neoyorquinos creen erróneamente que fabricar marihuana no es un delito grave. La posesión de pequeñas cantidades de marihuana ya se ha despenalizado en Nueva York, lo que significa que cualquier persona que sea atrapada con una cantidad muy pequeña de marihuana se enfrenta solo a una simple cita, tal como la que se entregaría a las personas que realizan una parada. Signo o que son atrapados acelerando unas pocas millas por encima del límite de velocidad. Sin embargo, el estado de Nueva York continúa persiguiendo y procesando agresivamente a las personas que cultivan marihuana. Por esta razón, se recomienda a cualquier persona que viva en el estado de Nueva York que no intente cultivar marihuana por su cuenta, no importa cuán pequeña sea la operación.

El estado de Nueva York ha sido conocido por tener las leyes de drogas más duras de la nación. Los delincuentes más atroces pueden enfrentar hasta veinte años de prisión. Si se le acusa de la fabricación ilegal de drogas en la ciudad de Nueva York o en Long Island, ahora o en el futuro, haga arreglos de inmediato para hablar con un abogado con experiencia en defensa criminal de Nueva York.

Despidiendo el caso

A menudo, una investigación prolongada puede llevar a su arresto, y esta investigación puede involucrar a funcionarios locales y federales. Contamos con los abogados experimentados y conocedores de la defensa de la fabricación de drogas de Long Island que identificarán los errores cometidos durante la investigación, así como cualquier mal manejo del caso que pueda ser utilizado para su beneficio. Muchos casos de fabricación de drogas se basan en las evidencias recopiladas durante la investigación, y algunos errores cometidos por la policía resultarán en el rechazo de las pruebas reunidas. Trabajaremos diligentemente para probar que las pruebas presentadas en su contra son inadmisibles mientras desmantelamos sistemáticamente el caso de la fiscalía.

El abogado defensor de la manufactura de drogas de Long Island, David M. Mirsky, ha sido admitido para ejercer la abogacía a nivel local y federal, y ha defendido al acusado por más de 20 años. El Sr. Mirsky entiende los elementos de los cargos de fabricación de drogas presentados contra usted y posee la perspicacia para combatirlos. No ponga su vida en manos de un abogado criminal sin experiencia; contáctese hoy mismo con los abogados defensores de la fabricación de drogas de Long Island en el bufete Mirsky. Llame a nuestra oficina o complete el formulario en este sitio para programar una consulta para analizar sus cargos de drogas, conocer los tribunales y el proceso de ir a juicio, y revisar sus opciones legales.