Abogado defensor en Long Island contra delitos de incendio

El delito de incendiohace referencia a un incendio premeditado que logra alcanzar y quemar una estructura. La ley de incendio premeditado también trata las explosiones como incendios. El fiscal tratará de demostrar que, por más leve que sea el incendio, el incendio premeditado está completo, por lo que no importa la cantidad de incendios o quemaduras que hayan ocurrido en el sitio. En algunos casos, una estructura no tiene que arder hasta el suelo para que se considere incendio premeditado.

Esta puede ser un área legal muy complicada, por lo que es imperativo contar con un abogado con experiencia en defensa contra incendios premeditados en Long Island, como lo es MirskyLawFirm, para defender su caso. El incendio premeditado es un delito cometido “voluntaria y maliciosamente”: todo lo que el abogado necesita probar es que el fuego se provocó intencionalmente. Incluso si no existiera la intención de quemar una estructura, iniciar un incendio con el propósito de quemar una estructura puede ser suficiente para ser sentenciado. El incendio intencional es un delito contra la posesión, no la propiedad, por lo que es posible culpar a una persona por quemar su propia casa o por cometer un incendio provocado contra sí misma.

Una persona que ayuda con el crimen suele ser acusada de piromanía en lugar de ser cómplice del delito. Verter gasolina en el piso de un edificio, o poseer bombas incendiarias, también puede constituir una ofensa. Los incendios provocados que involucran daños a la propiedad federal casi siempre son procesados en un tribunal federal que no todos los abogados pueden manejar. Los abogados defensores de incendios provocados de Long Island en el bufete de abogados Mirsky han defendido con éxito a muchos clientes contra los cargos por incendio premeditado.

Información sobre el arresto por incendio premeditado

¿Qué significa “Incendio premeditado” en Nueva York?

Cualquier persona en Nueva York acusada de prender fuego o comenzar una explosión que incendie una estructura puede ser arrestada y juzgada por incendio premeditado. Para propósitos de cargos criminales, un vehículo cuenta como una estructura. Los cargos y las sanciones varían según las circunstancias del caso.

Una cuestión de grados

El estado de Nueva York caracteriza cinco grados de incendio premeditado, siendo el quinto grado el nivel más bajo de la ofensa y el primer grado el más alto. Algunos cargos de incendio premeditado son considerados delitos menores, y otros como delitos graves.

El incendio de primer grado, un delito grave de clase A, es el cargo más grave que una persona acusada de incendio premeditado podría enfrentar: requiere que el sospechoso haya causado lesiones graves a alguien que no participó en el incendio o que el sospechoso haya provocado el incendio con la intención de beneficiarse monetariamente mientras que una persona no involucrada en el incendio se encontraba presente en la estructura, y tomando bajo consideración que la presencia de dicha persona era razonablemente previsible.

El incendio provocado de segundo grado, un delito grave de clase B, es el siguiente cargo más serio de incendio premeditado y requiere que el acusado haya dañado intencionalmente una estructura al prender fuego mientras una persona no involucrada se encontraba dentro de la misma,tomando bajo consideración que la presencia de dicha persona era una posibilidad plausible.

El incendio provocado de tercer grado, un delito grave de clase C, solo requiere que el acusado haya dañado intencionalmente una estructura al iniciar un incendio.

El incendio premeditado de cuarto grado, un delito de clase E, requiere un nivel de prueba aún más bajo. Solo requiere que el acusado haya dañado imprudentemente una estructura al provocar un fuego intencional.

El incendio de quinto grado, un delito menor de clase A, es el cargo menos grave que una persona acusada de piromanía podría enfrentar: requiere que el sospechoso haya dañado intencionalmente la propiedad de otra persona, sin el consentimiento del propietario, al incendiarla intencionalmente o al causar una explosión.

Dependiendo de las circunstancias del caso, un sospechoso de incendio premeditado puede enfrentar hasta 25 años de prisión si es declarado culpable. Además del tiempo en la cárcel, las personas acusadas de incendio premeditado enfrentan el riesgo de tener que pagar significativas multas. Su vida personal también puede verse afectada después de que sus amigos y familiares se hayan enterado de la condena. Algunas personas condenadas por incendio premeditado terminan perdiendo la confianza y el apoyo de amigos, familiares y la comunidad en general. Los hechos específicos del caso pesarán mucho sobre el tipo de castigo dictado, con castigos más rígidos reservados para aquellos cuyas acciones resultan en la muerte o lesiones graves de otra persona. Para luchar por la justicia que se merece, contrate a un abogado con experiencia que pueda proporcionarle los servicios legales necesarios para recuperar su vida.

Después de un arresto por incendio premeditado

Cuando la policía cree que tiene suficiente evidencia para demostrar que una persona cometió uno de los grados de piromanía antes mencionados, puede arrestar a la persona y acusarla del crimen. Durante el arresto y la investigación, se insta a los sospechosos a que no hablen con la policía, bajo ninguna circunstancia, salvo con fines de identificación y para solicitar representación legal.

Cuando un caso va a juicio, la fiscalía debe presentar su caso, y para demostrar que un sospechoso cometió un crimen, la acusación debe mostrar la presencia de ciertos elementos en la ofensa. Si alguno de los elementos esenciales no puede ser probado, la fiscalía no tiene caso. Sin embargo, refutar cualquiera de estos elementos puede requerir experiencia legal especializada y no es algo que deba confiarle a un abogado defensor penal de Long Island que no tengaexperiencia legal. Con el riesgo de enfrentar hasta 25 años en prisión, usted tiene demasiado que perder como para confiarle su defensa a alguien que no sea un abogado certificado y acreditado. Para lograr el mejor resultado posible en su caso, comuníquese con un abogado de defensa criminal del condado de Suffolk en MirskyLawFirm.

Abogado con experiencia en defensa contra delitos de incendio en Long Island

El sistema legal de Estados Unidos y todos los sistemas legales dentro de los Estados Unidos permiten que las personas acusadas de crímenes actúen como sus propios abogados en los tribunales. Esta es una piedra angular del sistema legal de los EE. UU., y es un derecho que posee cualquier persona acusada de un crimen en este país. Sin embargo, es una opción y un derecho que la mayoría de los abogados defensores, e incluso muchos fiscales, aconsejarán a los sospechosos de crímenes en su contra.

El incendio premeditado es un delito extremadamente grave que por lo general no termina simplemente en una advertencia. Hay muchos grados diferentes de incendios provocados, y el Sr. Mirsky los ha defendido a todos: él puede ayudarle si usted enfrenta cargos criminales. Las sanciones pueden ser severas, pero solo un abogado defensor contra incendio premeditado en Long Island con experiencia en este tipo de casos puede obtener los mejores resultados posibles.

El equipo de abogados de MirskyLawFirm tiene experiencia en la defensa de clientes contra una variedad de cargos penales, incluidos delitos relacionados con drogas, DUI, delitos sexuales, robo y violaciones de tráfico. Si usted o alguno de sus conocidos enfrenta cargos por incendio premeditado en Long Island, Condado de Nassau, Condado de Suffolk o Nueva York, contratar RÁPIDAMENTE a un abogado defensor en Long Island que sea adecuado es fundamental. Ya sea que la policía le esté interrogando o que usted esté enfrentando una acusación penal, debe contar con el abogadoMirsky de Long Island para la defensa contra incendios provocados antes de que sea demasiado tarde. No lo dude, llame ahora o complete el formulario en este sitio para una consulta gratuita sobre sus derechos.