Abogado defensor penal en Brooklyn

Brooklyn criminal defense attorney

Los residentes y visitantes de Brooklyn acusados de un delito necesitarán un abogado de defensa criminal en Brooklyn que posea un historial en ganar casos similares y guiar exitosamente a los clientes a través del sistema judicial de Nueva York, que a veces puede resultar muy desconcertante. No arriesgue su libertad y recursos en un abogado que no tenga estas licencias. También necesitará un abogado de defensa penal que maneje su caso personalmente en lugar de una gran empresa donde nadie sepa su nombre y se convierta en un simple número de caso más. David M. Mirsky es un abogado de defensa criminal en Brooklyn que representa a los clientes que enfrentan cargos por delitos menores y graves en Brooklyn y otros tribunales del área de Nueva York.

Con el bufete de abogados Mirsky, tendrá un poderoso amigo y aliado de su lado. Con una experiencia sustancial en el tribunal y éxito en los juicios, David Mirsky ofrece a cada cliente la defensa profesional y de alta calidad que los acusados necesitan cuando enfrentan cargos criminales. David ha dedicado más de dos décadas de su carrera exclusivamente a la defensa criminal en Nueva York. Tiene una perspectiva excepcional y una visión única de las leyes y el sistema judicial de Nueva York. David rara vez aconseja a los clientes que acepten acuerdos de culpabilidad; luchará por sus clientes y conseguirá el mejor resultado posible, sin importar lo que sea necesario. El bufete de abogados Mirsky tiene más de ochenta años de experiencia conjunta defendiendo a residentes de Brooklyn y otros neoyorquinos que enfrentan cargos criminales. La firma representa clientes con los siguientes cargos:

  • Conducción en estado de ebriedad
  • Violencia doméstica
  • Delitos de tránsito
  • Delitos relacionados con drogas
  • Incendio premeditado
  • Robo a mano armada
  • Ataque y agresión
  • Homicidio
  • Delitos de cuello blanco
  • Otros cargos criminales

 

Ley de Nueva York

Cada delito que se le puede imputar a una persona dentro de los límites de la ley de Nueva York, como en toda jurisdicción, consiste en elementos separados pero muy importantes. Un elemento de un crimen es un factor esencial que debe estar presente para que el crimen exista. El hecho de que la acusación no sea un elemento esencial de un delito siempre da como resultado un veredicto de inocencia. Cuando un crimen requiere la presencia de 10 elementos, tener ocho o nueve elementos no será suficiente para encontrar una conducta delictiva. Todos y cada uno de los elementos deben cumplirse para que la fiscalía demuestre que se cometió un delito.
Para que la acusación demuestre que el crimen ha sido realmente cometido, deberá mostrar, sin lugar a dudas, que cada elemento individual se ha cumplido.
Los ciudadanos promedio sin una comprensión profunda de la ley de Nueva York a menudo se sienten frustrados con las conclusiones a las que llegan los tribunales. Cuando se trata de elementos faltantes, podrían decir: “Pero si hizo todo lo demás… ¡debe ser culpable de algo!” Esto podría ser cierto, pero cuando las leyes son aprobadas y permitidas, no es trabajo del sospechoso criminal demostrar que es inocente a la luz de las circunstancias, sino que es tarea del estado demostrar que se han cumplido todos los elementos necesarios de un delito.

Si usted comete un delito grave

Si se le acusa de un delito grave en Long Island o en la ciudad de Nueva York, necesitará ayuda legal seria lo más rápido posible. Póngase en contacto de inmediato con un abogado de defensa penal con experiencia en Long Island. Cuando se le declara culpable de un delito grave en el estado de Nueva York, pierde muchos de sus derechos y privilegios básicos, los cuales incluyen:

    • el derecho a votar
    • el derecho a poseer un arma de fuego
    • el derecho a formar parte de un jurado
    • el derecho a la mayoría de los beneficios relacionados con el bienestar y la vivienda
    • y en muchos casos, el derecho a conducir

    Una sentencia “indeterminada” en Nueva York es una sentencia por un delito mayor que tiene un término mínimo y uno máximo; el plazo mínimo no puede ser inferior a un año y el plazo máximo no puede ser inferior a tres años. Una sentencia indeterminada es cumplida en una prisión del estado de Nueva York. Después de que un ofensor ha cumplido el término mínimo, él o ella se vuelve elegible para libertad condicional. Una sentencia “definitiva” se aplica por un período de tiempo preciso de un año o menos. Una sentencia definitiva se cumple en un centro penitenciario local. Las sentencias definidas se imponen por delitos menores, infracciones que requieren tiempo en la cárcel y algunos delitos graves que no requieren penas de prisión. Las sentencias“determinadas” son sentencias impuestas por delitos violentos. Una sentencia determinada es un período fijo de tiempo que se cumple en una prisión estatal. Si una persona tiene una condena anterior por delito grave, ello afectará el tipo de sentencia que recibirá ante esta nueva condena por delito grave.

    Cualquier condena por delito grave en Nueva York dañará su capacidad de encontrar trabajo, e incluso de encontrar vivienda en el futuro. Si usted es un profesionista, su licencia profesional estará en riesgo. Si lo acusan de un delito grave en Long Island, en los cinco condados o en cualquier otra parte del estado de Nueva York, es imperativo que obtenga con urgencia la ayuda legal necesaria. Póngase en contacto cuanto antes con un abogado defensor penalcon experiencia en Long Island.

  • Eligiendo a un abogado

    ¿Cómo se selecciona al abogado indicado? En primer lugar, cuando se le acusa de un delito, debe ser representado por un abogado de defensa penal. No llame al abogado de derecho familiar que se ocupó de su divorcio o al abogado comercial que revisa los contratos de su empresa. La defensa penal es un campo de derecho altamente especializado y en constante cambio. Si lo acusan de un delito grave, puede estar confiándole la vida a su abogado.
    Un abogado defensor penal debe tener una experiencia sustancial, pero el hecho de que alguien haya sido admitido en el Colegio de Abogados en 1994 no significa que tenga “veinte años de experiencia”. La experiencia implica representar a acusados como usted y manejar casos como el suyo. Significa experiencia abogando en el juicio, frente a los jurados. Si bien los resultados anteriores no son garantía de resultados futuros, cuando se le acusa de un delito, también necesita un abogado defensor con un historial de éxito. Y honestamente, el éxito triunfa sobre la experiencia. Un abogado que ha ejercido durante diez años pero que gana regularmente despidos y absoluciones es preferible a un abogado que ha ejercido durante treinta años y que recomiendade manera rutinaria que los clientes acepten sentencias reducidas.

    No salga en búsqueda de un abogado como si fuera de compras al centro comercial. Si usted padeciera cáncer, no buscaría a un oncólogo de descuento. Si usted enfrentala posibilidad de ir a prisión, no puede conformarse con un abogado de descuento. Si lo hace, inevitablemente contratará a un abogado que le recomiendaa sus clientes conformarse con una declaración de culpabilidad, un consejo que podría obtener de forma gratuita. Un buen abogado cuesta más porque un buen abogado hace más y mejor trabajo. Finalmente, por supuesto, usted necesita a alguien que sea de su agrado y en quien pueda confiar.. Si se le acusa de un delito menor o un delito grave en o cerca de la ciudad de Nueva York o Long Island, hable con un abogado defensor penalcon experiencia en Long Island lo más rápido posible.

    El abogado de defensa penalen Brooklyn, David M. Mirsky, asume que una defensa agresiva y proactiva es imperativa para su caso. Él cree que se establece una relación de cliente-abogado sobre la confianza personal, y trabaja para tranquilizar a los clientes. Él toma todas las llamadas personalmente para garantizar que los clientes posean la información que necesitan sobre los cargos que enfrentan. David Mirsky estará a su lado con la mejor asesoría y representación legal desde el comienzo de su caso hasta su conclusión.

    El bufete de abogados Mirsky tiene los antecedentes y las habilidades que necesita con respecto a las leyes locales, estatales y federales. David Mirsky colabora con un equipo profesional de expertos e investigadores comprometidos con ayudarlo. Él ha defendido con éxito a los clientes en los niveles de prueba y apelación, y se compromete a revisar los hechos de su caso y trabajar a su lado para crear la defensa más fuerte posible.

    Contrate a un Abogado de defensa penal en Brooklyn

    Cuando se le acuse de un delito, usted querrá contar con un abogado con años de experiencia en defensa penal en Brooklyn, que cuente con un historial comprobado de victorias y éxitos en el tribunal. Con años de práctica en la corte, tenemos familiaridad con los tribunales y las habilidades legales que necesita si su caso va a juicio. Somos litigantes agresivos que no retroceden. Hemos defendido con éxito a cientos de clientes que enfrentan cargos por delitos graves y delitos menores, y ese éxito nos ha llevado a ser un nombre reconocido en los círculos jurídicos de Nueva York. Los jueces y fiscales en Nueva York conocen nuestra tenacidad. El bufete de abogados Mirsky se ha convertido en el bufete de abogados al cual recurrir si lo acusan de un delito.
    Elegir al abogado de defensa penal correcto impacta sustancialmente el resultado de su caso. Cualquier buen abogado de defensa penal salvaguardará sus derechos y desarrollará una defensa, pero usted necesita un bufete de abogados líder con experiencia y habilidad en la lucha contra los fiscales y casos de prueba. En Brooklyn, la mejor opción para representarse es la firma de abogados Mirsky.

    Llámenos hoy o complete el formulario en la columna izquierda de esta página, y programaremos una consulta gratuita para analizar su caso en detalle y recomendarle el mejor curso de acción legal. ¡No ponga en riesgo su libertad! Creemos en nuestros clientes y lucharemos por ellos sin importar el cargo. Llámenos hoy al 516-299-6187 o al 888-999-7152.